Los negocios en internet están en pleno auge

Todas las personas hemos pasado por transiciones, cambios que aunque nos cuesten sabemos que por nuestro bien tenemos que realizarlos para avanzar con el progreso y con la sociedad que lo hace a pasos agigantados. La cuestión es que ya todo, absolutamente todo pasa por internet, todos los negocios, que quieran seguir creciendo o simplemente sobreviviendo en este mundo en el que todos estamos conectados deben tener una pagina web en la que publicitar u ofrecer los servicios que prestan y así ser más visibles. En internet puedes encontrar desde un fontanero hasta un veterinario, un abogado o incluso un cura, todos los servicios que en un momento dado podemos necesitar lo tenemos en la red, saber el horario del cine, o la farmacia que está de guardia sin moverte del sofá. Hace unos días necesité adquirir una pieza para el coche que se había averiado, y busque en internet, me decante por www.autingo.es y fue sencillo y rápido, una página muy completa e intuitiva que me ofrecía todo lo que buscaba para la reparación de mi coche, solicité la pieza online y a los pocos días gracias al servicio de envió  la tenía en casa lista para que el mecánico la sustituyera por la vieja que se había estropeado.

Internet vino para quedarse, es muy fácil encontrar a niños muy pequeños que saben manejar un teléfono inteligente o una tableta, incluso ordenadores con una pericia envidiable, y abuelos y abuelas que para no quedarse desconectados dan algún que otro curso sobre iniciación en las redes y manejo de páginas web y redes sociales, no es nada extraño ver a estos abuelos publicando fotos en facebock o instagram, algunos de ellos se atreven con blocs en los que cuentan sus experiencias o señoras que dedican gran parte de su tiempo en subir recetas de guisos y comida de las de toda la vida para el deleite de sus seguidores.

Y es que todo avanza muy rápido, lamentablemente hay personas que utilizan estos avances para hacer daño a otras personas, incluso para hacer cosas malas de verdad, personas que hacen usos indebidos de toda la tecnología que tienen a su alcance par dañar y hacer cosas ilegales. En mi opinión si todos utilizáramos las redes con cabeza y principios, podríamos sacarle más provecho si cabe para hacer cosas buenas que no lastimen ni hieran a terceros.