Los todoterrenos no son un juguete

Las tendencias del mercado y el gusto de los compradores son factores que influyen fuertemente en el diseño de los modelos de todoterrenos (TT). Casi siempre lucen aguerridos cuando son especialmente dirigidos al off road, y más elegantes si son para un perfil más conservador pero para quienes gustan ensuciarse de vez en cuando.

Uno de los principales problemas de estos al rodar por las calles son sus neumáticos, la mayoría suele cambiarlos por los populares tacos grandes, sin tener en cuenta la parte funcional y no solo la estética. Los apropiados para este tipo de vehículos no son los mismos para circular en asfalto. En consecuencia, es recomendable que tenga dos juegos, uno para la ciudad y otros para salir de off road. De esta manera estará seguro y tendrá un mejor rendimiento en su recorrido.

Riesgos en todoterrenos

Todo es un riesgo si no se tiene el cuidado pertinente para la situación. Maniobras o frenados bruscos le restan adherencia al vehículo y hace que el TT deslice, o peor aún, que se voltee, y la situación se agrava si factores como la alineación, el balanceo y el mantenimiento no han sido realizados. Otros problemas serios que pueden generarse son los concernientes a la altura o dimensiones del 4×4, si han sido importados es factible que los límites de altura sean un problema.

Este tipo de vehículos de por sí son altos, de grandes dimensiones, pesados, lo que les resta estabilidad. Los usuarios creen que estas características dan seguridad cuando es posible ser todo lo contrario, la mejor seguridad está en manos del propio piloto, una buena conducción, con prudencia y agilidad le aseguran que llegará a su destino sin tropiezos. Por ejemplo, al elevar un 4×4 su centro de gravedad se hace más alto, si no lo conduce con cuidado fácilmente se volcará.

Cosas sencillas como ajustarse el cinturón de seguridad o aumentar la distancia de seguridad marcan la diferencia, porque evita inconvenientes o accidentes, son normas de seguridad que algunos obvian por sentirse falsamente confiados solo por el hecho de usar un enorme todoterreno. Los accidentes en estos modelos pueden ser muy aparatosos, con graves consecuencias para sus ocupantes, por ello es tan importante conducirlos con cautela.

Cuando cambie piezas o repare averías es preferible que sean originales, ya que este tipo de vehículos tienden a tener especificaciones muy puntuales que podrían no acoplarse bien si no son las mismas. En los desguaces se encuentran piezas originales de segunda mano en perfectas condiciones, de excelente calidad y a buenos precios, estos establecimientos son fácilmente ubicables vía online, lo que le permite revisar todo el territorio nacional en pocos clics.