Todo lo que nos ofrecen las grandes capitales

Vivir en una capital está lleno de ventajas aunque muchos piensen lo contrario, es verdad que para quien vive en un sitio tranquilo una gran capital se convierte en un caos absoluto para su rutina, quienes deben viajar por motivos médicos muchas veces están deseosos de terminar para volver de nuevo a la tranquilidad de su pueblo o ciudad. Pero lo que ocurre es que creo que este tipo de gente no sabe valorar del todo lo que nos puede ofrecer el hecho de vivir en una gran capital, por supuesto se que al respecto hay una gran controversia y que seréis muchos los que no estéis de acuerdo con lo que voy a decir, pero como para gustos ya están los colores, en esta ocasión voy a escribir para los que de verdad les gusta la vida alocada de la gran ciudad. Es verdad que por ejemplo un sitio como Madrid puede llegar a desesperar bastante, sobre todo en hora punta, cuando necesitamos llegar al trabajo a nuestra hora, o cuando debemos dejar a los niños en la escuela, los grandes atascos que se forman suelen ser muchas veces los que hacen que no guste mucho vivir en esa ciudad.

Lo que ocurre es que cuando sales por ejemplo a buscar trabajo y te das cuenta de que tienes muchas más posibilidades, se te olvida rápidamente el hecho de que hayas tenido que comerte dos horas de atasco. O cuando tienes que ir a comprar cualquier cosa que necesites para tu casa,  te das cuenta de lo fácil que resulta conseguir gran variedad de tiendas en las que se puede conseguir de todo tan solo entrando en sus grandes instalaciones. Lo mismo ocurre a la hora de buscar un taller o un desguace para motocicletas en madrid sin duda alguna podemos encontrar una gran variedad que no encontramos en un pueblo pequeño. Y es que cabe destacar que está más que demostrado que la gente que vive en una gran ciudad como la referida anteriormente tiene muchas más posibilidades en cuanto a todo, cualquier tipo de expectativa tiene mucha más salida, y cualquier sueño que se quiera llegar alcanzar, es mucho más fácil que de otra manera.

Sin lugar a dudas vivir en una gran ciudad tiene ventajas mil, tan solo es cuestión de saber aprovecharlas, y ver hasta qué punto pueden llegar a ser provechosas.